Entrevista a DIELMO en El Mundo

Entrevista a DIELMO en El Mundo

El pasado 29 de Diciembre de 2017, el diario El Mundo publicó una entrevista a José Carlos García (Director Gerente de DIELMO 3D) en la sección de Economía/INnovadores. Aquí se puede acceder al texto íntegro de María Climent y al link del artículo.

Mapear 120.000 km. de la red eléctrica australiana para evitar incendios

  • Artículo original: http://www.elmundo.es/economia/innovadores/2017/12/29/5a46107cca4741f6738b4583.html
  • check
    La española Dielmo3D modela en 3D el tendido de este país para evitar que su abundante vegetación pueda generar fuego
  • Obtiene un 99,9% de precisión y es capaz hasta de distinguir el tipo de voltaje de cada cable

Desde selvas tropicales a bosques de eucaliptos, Australia es el sexto país del mundo con mayor superficie forestal. Más de 80 millones de hectáreas están protegidas y entre un 80% y un 90% de su flora es endémica. Su principal fantasma, el fuego. Una amenaza que escapa al control humano... ¿siempre? La combinación de dos factores dispara el riesgo de incendios: un alto porcentaje de vegetación unido a una larga red eléctrica. Que la rama de un árbol se acerque peligrosamente al tendido puede acabar en catástrofe. La tecnología de la española Dielmo3D vigila que esto no ocurra. Su software ya ha modelado 120.000 kilómetros de línea eléctrica australiana en 3D, descubriendo las zonas de peligro antes de que salten chispas.

Nació hace 14 años como empresa y hoy es especialista en el análisis de datos LIDAR para crear productos de altísima precisión para la industria eléctrica. Con sede en Valencia, compite directamente con unas pocas grandes multinacionales y les supera en precisión. En concreto, obtiene un 99,9%. Así es cómo se ha ganado la confianza de un país con un miedo tremendo a que su tendido pueda iniciar un fuego. Una relación que surgió de la casualidad.

A través de un distribuidor, Dielmo3D consiguió un cliente importante, una compañía de vuelos que se encargaba de la captura de los datos de la vegetación de Australia. Pero no tenía el conocimiento del tratamiento de esa información. Aquel contrato acabó convirtiéndose en una estrecha colaboración en la que ambas compañías ganaban. Desde entonces la española analiza 30.000 kilómetros de las líneas eléctricas del país anualmente (120.000 acumulados) para hacer un seguimiento de la evolución de la vegetación y comprobar las labores de mantenimiento.

En el trabajo de Dielmo3D existe una palabra clave: LIDAR. Sin este acrónimo, sus resultados serían impensable. Hasta ahora, el análisis de vegetación peligrosa para la industria eléctrica estaba limitado a la subjetividad de un técnico. Tradicionalmente, una persona se encargaba de la inspección del tendido a pie o en helicóptero... de forma ocular. «Se escapaba mucha información», asegura el CEO y fundador de la compañía, José Carlos García. Con el LIDAR, los datos se homogenizan alcanzado una precisión de centímetros.

Básicamente, se trata de un sensor óptico que transmite rayos láser. El sistema lanza un pulso láser hacia un objeto y registra el tiempo que transcurre hasta que regresa para así calcular la distancia entre el sensor y el objetivo. La señal se combina con un GPS, que consigue la posición, y un sistema de navegación inercial, que capta el ángulo. Toda esta información se traduce en medidas de puntos tridimensionales (XYZ) que marcan la posición del objeto en el espacio y permiten crear un mapa georreferenciado.

El LIDAR está ganando terreno como herramienta para la cartografía. «El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha sobrevolado toda España para obtener datos del territorio», explica García. La información resulta muy valiosa para determinados usos, pero la industria eléctrica demanda mayor precisión. Y es que esos datos tienen poca densidad, con medio punto por metro cuadrado, no llegan al nivel de detalle requerido por este sector. Con el LIDAR embarcado en un helicóptero, Dielmo3D consigue 70 puntos por metro cuadrado. Así es capaz de ver hasta el grosor del cable eléctrico (de un centímetro).

Este láser recoge «un millón de puntos por segundo» que hay que tratar y convertir en información útil. Aquí es donde Dielmo3D aporta valor diferencial. La empresa puede identificar un cable, una torre eléctrica, un árbol o el suelo. Su especialidad es analizar esa información ingente para obtener un resultado. En el caso de Australia, un análisis de riesgo de la vegetación respecto al tendido eléctrico.

Para adaptar el análisis a las especificaciones y requisitos de cada una de las líneas eléctricas y su voltaje, la compañía desarrolla un software para cada proyecto. Así, devuelve un mapa con la posición exacta de la vegetación respecto al cableado eléctrico. En este sentido, ha desarrollado una tecnología de visualización en 3D que permite al cliente trabajar con la nube de puntos de una forma muy sencilla. «Así, las personas que no son expertas pueden gestionar, ver, medir, compartir y consultar la información», comenta García.

Ahora, Dielmo3D acaba de recibir una ayuda del CDTI para crear un sistema de cálculo paralelo que permitirá completar este análisis más rápido gracias a un clúster de ordenadores que trabajan simultáneamente.

El tratamiento de los millones de puntos que recoge el LIDAR es complejo. De hecho, implica 36 fases. La empresa ha optado por combinar la clasificación automatizada con la manual. Por ejemplo, la identificación del terreno se hace de forma automática. Pero cuando se requiere un nivel más avanzado de precisión, como en el cableado o los árboles, la empresa aporta mayor cuidado con una caracterización humana. «Somos capaces de distinguir hasta el tipo de voltaje del cable», dice. Así es cómo consiguen un 99,9% de precisión.